La Cola de las Cajas

Tras ver esta noticia en el blogSalmón, he decidido hablar un poco de la Caixa.

Para empezar, la caixa es mi banco. Aunque tengo otra cuenta, es la que más utilizo debido a la gan ventaja que tiene: Esté donde esté siempre encuentro algún cajero suyo.

Sin embargo, no por eso estoy de acuerdo con las políticas de la caixa, ni de ninguna otra caja.

Primero debemos recordar que en las cajas mandan los gobiernos autonómicos o provinciales. Es decir, sus consejeros y sus decisiones las deciden los políticos de turno que hayan sido elegidos en las elecciones. ¿Y que significa ésto? Pues que, en la práctica, son entidades públicas, y cuyas decisiones no siempre tienen que ver con su propio negocio, sino que se deben a razones políticas.

Y es justo aquí donde viene el problema. ¿Que ocurre si una entidad pública controla una empresa privada? Pues está claro, que sus fines coincidirán y, en la práctica, la empresa privada pasará a ser pública. ¿Y esto ocurre? Pues si ocurre, porque hoy día, con un porcentaje del 15% del capital de una empresa, ésta se puede controlar. Y hay muchas cajas que tienen ese peso o más en muchas empresas españolas

¿Es Repsol una empresa privada? ¿Lo es Gas Natural? ¿Lo es Endesa? Pues no son tan privadas como debieran.

Mucha gente defiende esta inversión de las cajas como manera de proteger a esas empresas nacionales, o para apoyarlas en situaciones adversas, o para atarlas a un area determinada (y evitar la deslocalización). Sin embargo, ¿esto significa que deben controlar esas empresas? ¿Justifica el desembolso de esas enormes cantidades de dinero para adquirir el 15% de una empresa?

Antiguamente, existía una ley que impedía que las cajas puedisen adquirir mas allá de un determinado porcentaje de participación de una empresa privada (no me acuerdo del número de la ley y google no se ha dignado a sacarme de la duda). Sin embargo, esta ley fue derogada por el PSOE en el 1995, y no fue restituida por el PP, ni por el PSOE ahora mismo.

En mi opinión nada puede justificar esas participaciones públicas en empresas privadas, pero, sin una ley que las pare, las empresas públicas no querrán nunca dejar de ganar poder. Y si, esto mismo ocurre con las empresas privadas, pero debemos reconocer que las empresas públicas tienen MUCHO más dinero. Dinero que nos pertenece a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: