¿Vuelta?

Vaya vaya. Incluso yo estoy sorprendido de estar escribiendo esto.Y es que ya me había dado por vencido en tener mi propio blog, mi propio medio de expresión.

Hace más de un año que no escribía nada… ¡UN AÑO!

Ahora soy un año más viejo, he vivido varios meses en Nueva York, lo he dejado con mi novia de 4 años; he engordado, he adelgazado y vuelto a engordar.

Tengo un año de experiencia con Mac OS. Tengo un Iphone.

Soy menos sabio, y ni siquiera sé que no sé nada. Ahora vivo solo; lo odio.

En este año me habré visto más de 100 series de anime y unas 30 de TV americana. No, no estoy exagerando. Me habré leido más de 130 tomos de manga y más de 30 libros. Puede que algún día haga una lista de todo el tiempo que he perdido este año, pero, pensandolo bien, no creo que nunca la haga.

Ahora miro en mi armario, y en vez de únicamente 2 pantalones (uno azul y otro weiss), encuentras 4 vaqueros, 1 weiss, y 1 azul. Y más camisetas. Muchas más. Mi peinado sigue igual… sólo que ahora lo dejo crecer más. En la peluquería deben echarme de menos.

He conocido a gente maravillosa. Algunos mejores que otros, pero todos me cayeron bien. Con la mayor parte, no mantengo el contacto. Vaya asco.

No soy mejor persona que hace un año, pero sí soy mejor “yo” que hace un año. Si es que hay alguna diferencia. Si la hay, ni yo la entiendo; pero quedaba bien al escribirla.

Soy más vago. Me esfuerzo menos para conseguir aquello que quiero. Lo peor es que no me importa nada.

Tengo una moleskin en la que escribo toda clase de tonterías que luego nunca leo. Miento. Siempre leo la primera página, donde hice un dibujo horrible de mi mismo.

He descubierto que muchas veces me equivoco; pero que prefiero huir hacia delante que mostrar “debilidad” ante los demás. Mejor que crean que eres arrogante a estupido. Aunque al final no piensen ni una cosa ni la otra.

Ahora tengo menos amigos que antes. No porque los haya perdido, sino porque algunos de los que consideraba amigos, realmente no eran más que conocidos.

Soy más organizado. Si por organizado entiendo a que escribo todo lo que quiero hacer para luego ignorarlo convenientemente. Sonrío más. No porque sea más feliz, sino porque el simple hecho de sonreír me hace pensar que podría llegar a serlo.

Soy más valiente, y a la vez más cobarde. Tomo menos riesgos, pero hago cosas que antes no hubiese hecho.

¿Soy peor? ¿Soy mejor? Ni idea. Creo que peor. ¿Puedo cambiar? Ni idea. Creo que depende. Depende si por fin empiezo a predicar con el ejemplo.

Un abrazo a todos los que estén escuchando (valga el símil). Espero que este post signifique que estoy de vuelta.

One response to this post.

  1. Posted by Bimba on Lunes, 31 marzo 2008 at 18:03

    interesante…;)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: