Los Ferrocarriles Españoles

Muchas veces he oído a mucha gente hablar del problema que hubo en el S. XIX con el ancho de vía de nuestros ferrocarriles.

Para los que no sepan a que me refiero, cuando en España empezamos a construir las lineas ferreas, España decidió seguir su propio ancho de vía, diferente al de Europa. Ésto significo que, durante muchos años, hemos estado aislados de Europa, ya que ni sus trenes podían entrar en España, ni los nuestros en Europa.

El problema económico que esto causó es incalculable; al igual que la estupidez de quienes lo permitieron. Aunque es cierto que en Europa no hubo un mismo ancho de vía universal hasta el último cuarto del S. XIX; al menos se adaptaron rápidamente.

En España, se puede entender que eligiesemos un ancho diferente, pero no se puede excusar que, cuando ya era obvio que Europa no usaba ese, no lo modificásemos a tiempo.

El otro día, hablando con un amigo muy aficionado a la historia, hablamos de este tema y el me dijo:

“Es que los militares no querían el mismo ancho, para que no nos invadiesen”

Yo me quedé de piedra. La verdad es que había oído ese argumento antes, pero, viniendo de alguien que sabía tanto de historia, me parecía extraño que no supiese que eso es un bulo.

Lo cierto es que, la razón proviene del llamado “Informe Subercase”, donde se propuso el ancho de vía de 6 pies (1,67m), en vez del Europeo, de 5,17 pies (1,44m). La razón era que la potencia de arrastre necesaria para que los trenes españoles pudiesen circular por nuestra accidentada orografía (España es mucho más montañosa que la mayoría de los países europeos) era superior al Europeo. ¿Y como aumentar la potencia de arrastre? Pues haciendo las calderas más grandes, lo que significa que las vías tenían que ser más anchas para que estas “super-calderas” cupiesen.

Esta es la verdadera razón por la que en España cambiamos el ancho de vía. Otra asunto es, como ya he comentado antes, que el ancho de vía no se modificase cuando el tamaño de las calderas disminuyó. Pero como dijo Einstein:

“Solo conozco dos cosas infinitas en el mundo: el universo, y la estupidez humana. Y del universo no estoy muy seguro.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: