Noche en casita

Vaya aburrimiento.

Hoy pensaba salir por la tarde a tomar algo con unos amigos, pero, desgraciadamente, el plan se ha ido a la m**rd*. ¡Hubiese preferido que ni me lo hubiesen planteado!
Una tarde que hubiese podido ser productiva al final se ha quedado vacía de contenido. Odio las “expectativas”. ¿Sabéis a lo que me refiero? Hablo de cuando pones tus miras en un punto, solo para que luego la realidad sea peor… y entonces es cuando te llevas el disgusto.
Mucho mejor no esperar nada y así no hay decepciones, ¿No creéis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: