El Catalan en Cataluña

Durante estos meses he oído hablar mucho a ambas partes de España de como en Cataluña no se habla Español o incluso que se persigue. Bueno, aunque lo de las multas por los rótulos no fuese verdad, aquí os voy a contar una historia de alguien cercano a mi familia.

Esta es una historia normal en cualquier país normal. A un hombre le cambian de localización en su trabajo, y se lleva a su mujer e hijos con él. En este caso, este familiar mío ha sido trasladado a Cataluña, llevándose a su mujer y a su hija de 8 años.

Llegan allí y, por supuesto, lo primero que hacen es buscar un colegio para su niña, ¿Qué ocurre? Pues que, a falta de colegios privados (ni se han molestado en comprobarlos, pues no tienen suficiente dinero para pagarlos) empezaron a mirar colegios públicos. ¿Problema? Todos son en Catalán. Y, la niña de 8 años, no tiene ni idea de Catalán.
Al final, ha ingresado en un colegio público donde solo se tiene 3 horas de español a la semana. Es decir, que tiene al menos 32 horas a la semana de clase en Catalán; idioma que no entiende.

Podéis decir que aun tiene 8 años y que el catalán es muy fácil, pero, ¿Qué pasa con todas las semanas en las que está en clase perdida? ¿Qué pasaría si el niño tuviese 14 años? Y yo me pregunto, ¿Esta niña de verdad tiene su educación garantizada?

Y no es el único caso. Tengo un prima catalana, que apenas sabe escribir en Español, ¿Porque? Pues porque en su colegio solo tenía 2 horas de español y todo el mundo de su pueblo hablaba Catalán. Algunos diréis, ¿Si todo el mundo habla Catalán, para que necesita el Español? Pues veréis, ahora, después de haberse sacado una diplomatura, cuando está prima mía ha empezado a buscar trabajo fuera de Cataluña, se ha encontrado con que no sabe escribir en Español. ¿Creéis que alguna empresa la contratará?

Vayamonos a otra parte de España, a mi hogar, el País Vasco. Tengo una amiga enfermera que quiere trabajar aquí. ¿Qué ocurre? Que le exigen, para poder trabajar en el sector público, el Euskera. Y éste, a diferencia del Catalán, no es nada fácil. Así que, en vez de empezar a trabajar a los 21, que es cuando acabó su diplomatura, ha estado 1 año y medio estudiando Euskera para poder sacarse el examen y poder trabajar.

Yo no quiero que ni el Catalán ni el Euskera ni ningún otro idioma desaparezca. Creo que los idiomas son un patrimonio cultural importantísimo que forma parte de la gente que habita esos territorios. Creo sinceramente que sería positivo que mucha gente los hablase – yo personalmente, hablo el Euskera muy poco, y no me hubiese importando saberlo mejor- pero todo tiene un límite.

¿Qué límite? Pues aquellos impuestos por la lógica y por la utilidad. Los idiomas deben abrir puertas a aquellos que los hablan, no cerrarlas para aquellos que no lo hacen. Y, hoy día, lo que estamos viendo son casos en que ciertos idiomas están cerrando las puertas a sus propios ciudadanos y a los de fuera. ¿Es esto positivo? Creo sinceramente que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: