Me encanta la Raza Humana

 

Hoy he quedado con un amigo a cenar y en las cervezas y guitar hero que han venido después me ha enseñado unos videos de Youtube. Entre todos ellos, ha habido unos que me han impactado profundamente: Los del John Cobra y el Batu.

Para quienes no sepan quienes son estos personajes, les pongo en antecedentes. Al parecer, hace un tiempo, John Cobra – profesor de artes marciales por video con mucha gracia – dijo que los Canarios habían bajado de los árboles. Comentario que vio el canario llamado, Batu el Perro – un pánfido de cuidado con aspecto violento (judgaz vosotros mismos).

Así, se han ido sucediendo una serie de insultos, de los cuales os pongo un ejemplo:

Y esto no ha hecho más que confirmar algo que me imaginaba desde hace tiempo; “que hay sitio para todos en la casa del señor”. Día a día compartimos nuestras vidas y nuestras ciudades con asesinos, fanáticos (religiosos o nintenderos), mujeres de baja moral (A.K.A Prostitutas), santos varones, pijos, borrocas, violentos, pacíficos, frikis, machistas, feministas, rojos, verdes,  adictos al cafe (u a otras cosas),  ninfómanos,  ambiciosos, caritativos, generosos, tacaños, locos que se creen cuerdos, cuerdos que se creen locos, amantes del cine, amantes de la lectura, superficiales, graciosos (o que creen que lo son), serios, cachondos, ordenados, caóticos, ilusionados…
Andas por la calle y ves personas que miran al suelo, mientras otros miran al frente, observando. Oyes a unos escuchar el chuntachunta a todo volumen y otros que leen el periódico.
Compartimos nuestras vidas con gente que ve “el tomate” y otros que ven el canal historia. Nos gustan las tragedias, las comedias y los thrillers.

Mucho de lo que he descrito no es precisamente bueno o positivo, pero yo abrazo a todos ellos. Porque el ser humano es el único ser capaz del absoluto mal, es verdad; pero también del absoluto bien.
Siempre hay un roto para un descosido y gustos para todos los colores.
Y por mucho que se nos encasille, siempre habrá sectores inclasificables; porque, para poder clasificarnos, primero se nos debería conocer.

Y no hay nada más dificil que conocerte a tí mismo o a los demás.

La realidad humana es rica, RIQUISIMA.

Me encanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: