La fragilidad del Poder

Muchas veces creemos que el mundo es inmutable, que por muchos atentados terroristas nada va a cambiar el mundo tal como lo conocemos. Y otras muchas veces, creemos que con un cambio mínimo (ya sea permitir el matrimonio homosexual o bajar los impuestos), van a producirse consecuencias desastrosas.

¿Cuál es la verdad? Realmente, no creo que ninguna de las dos lo sea. Muchas veces exageramos y extrapolamos unas consecuencias de un acto que son excesivas. Y otras muchas creemos que nuestra sociedad tiene unos cimientos inamovibles.

Pero lo cierto es que si que puede ocurrir una catastrofe. No tiene porque ser un 11-S o una guerra mundial. Lo importante es la CONFIANZA.

Muchas veces, cuando veo alguna película o leo un libro me pregunto, ¿Porque obedece ese personaje? ¿Porque el niño hace caso del Padre y se queda en casa castigado? ¿Por qué no huye? ¿Por qué debemos hacer caso a ese policia? En definitiva, ¿Por qué obedecemos a la autoridad?

Sin autoridad no habría orden. sería imposible la convivencia y llevar a cabo cualquier proyecto. Normalmente la obedecemos por temor. Porque el castigo suele tener más peso que el beneficio que obtenemos con la desobediencia.

¿Pero qué ocurriría si no se pudiese ejecutar ese castigo? ¿Qué pasaría si de repente tus tres hijos te desobedecieses y no te hiciesen ningún caso? ¿Qué pasa cuando 1000 personas vandalizan una ciudad a la vez? En el caso del niño, está claro que vendría la frustación. La sensación de que, realmente, no tenemos ningún control real sobre ellos.

Los Romanos denominaban la autoridad como “autoritas”, el respeto que se tenía a una persona. Cuando alguien tenía autoritas significaba que se le hacía caso, aunque no se tuviese poder real detrás; se le respetaba porque se confiaba en su juicio.

Pero ahora, el vínculo de “autoridad” es mucho más débil. En cuanto desaparece el castigo o el respeto, ésta deja de existir. Y en muchos casos, ya no existe ni lo uno ni lo otro; solo seguimos cumpliendo las reglas por inercia y porque no nos paramos a pensar.

Espero que nadie se de cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: