Día 4: Odaiba e Ikebukuro

Hoy nos hemos levantado un poco más tarde de lo normal, pues no parecía que el día fuese a ser muy movidito. En principio pensábamos ir a Odaiba a ver el Comiket, que es un gran evento donde la gente se disfraza de sus personajes favoritos. Sin embargo, la información que teníamos era erronea y no se celebraba este fin de semana, sino el del 16 de Agosto (una pena… pero siempre quedará el domingo en Harakuju).

Llegamos a Odaiba en una linea de tren que no tenia conductor. Además, como era una linea elevada pudimos ver todo el paisaje hasta nuestro destino, Odaiba, una isla artificial que funciona como puerto de Tokyo.
Nada más desembarcar en Odaiba vimos una multitud de gente dirigiendose a un lugar; y como dice el dicho popular: ¿Donde va Vicente? Donde va la gente. El lugar reultó ser Fuji TV, donde había algún evento de algún anime de un perro. Había una gran cantidad de gente muy ilusionada así que suponemos que será muy popular por aqui (edición: Ahora sabemos que el perro es el símbolo de Fuji TV, seguimos sin saber sobre que era el evento). La entrada a las barracas y espectáculos eran 2500 yenes así decidimos pasar del tema y dar vueltas por Odaiba.

El resto de Odaiba esta vacio, y cuando digo vacio, es exactamente eso: VACIO. Estuvimos paseandola toda la mañana, prácticamente solos. Todo hubiese ido bien si no hubiese sido por dos detalles; que apenas había sombras, y que hacía aun más calor que en días anteriores. ¿Resultado? Acabamos como pollos asados.
A parte del calor y de nuestra solitud, Odaiba nos parecío muy diferente. Edificios muy nuevos y con una arquitectura muy moderna

Estuvimos en un Show de Toyota donde tenían coches para probar, pero como no tenía mi carne de conducir solo nos dejaron probar un coche que andaba y se dirigía solo… bastante curioso (aunque aun le falta mucho desarrollo, se paró a mitad de camino y nos tuvieron que venir a buscar). Luego montamos en la noria y pudimos ver Tokyo desde el mar, bastante bonito.

Tras pasear un poco más por la zona, decidimos intentar aprovechar un poco el día e ir a ver Ikebukuro, que en principio íbamos a visitar al día siguiente. Una vez allí comimos Ramen en un resturante de Seibu, uno de los grandes almacenes más grandes del mundo. Después fuimos al Metropolitan Area y subimos por unas escaleras mecánicas MUY altas.

En Ikubukuro no había mucho más que ver pero cuando nos íbamos a dar la vuelta nos encontramos con la estación de bomberos donde hacen un show mostrando el efecto que tiene un terremoto. Desgracidamente estaba ya cerrado (por 5 minutos) así que nos volvimos para el hotel (no sin antes pasar por unos columpios japoneses y hacer un poco el cafre)

Como era viernes, mucha gente del hostal tenía planes para salir. Al final, nos fuimos con Arturo, otro español que está viajando solo por Japon. Después del buen rato que tardamos en decidirnos, nos fuimos a Roppongi, una de las zonas más animadas de Tokyo, sobre todo orientada a Gaijins (extranjeros) como nosotros. El principio de la noche no fue muy agradable pues empezaron a salir de todos lados personas pidiendo que entrásemos en un prostíbulo o en otro, y algunos, incluso te cogían del brazo y te insistían. Fue bastante molesto.

Como no sabíamos muy bien donde ir, decidimos buscar un sitio para cenar, aunque al final, no lo decidimos nosotros, pues hubo un momento en que se nos abalanzaron 6 personajes de estos y para huir nos metimos en un Friday’s. La cena fue buena, aunque algo cara pues salió unos 12€ por persona.
Después de la cena, estúvimos fijándonos si había algún bar que mereciese la pena y no fuese un prostíbulo (de los cuales la zona, al parecer, está lleno). Al final nos decidimos por uno llamado “The First Bar”, aunque la recepción que nos dieron, con un hombre gritando a pleno pulmon “Bienvenidos”, nos hizo dudar de nuestra elección. El bar era agradable y extrañamente decorado, con copas por 6€.

La noche estuvo muy bien y yo la verdad es que me hubiese quedado más, pero si mañana queríamos visitar algo, necesitábamos coger algo de sueño. Así que a las 3:30 nos cogimos un taxi (que nos costo el equivalente a 36€, son MUY caros) hacia el hotel y nos fuimos a la cama.


2 responses to this post.

  1. Joder y tan caros luego nos kejamos de los taxis de aki pero sq n japon…

    Responder

  2. ACTUALIZAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!😉

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: